Los desafíos de la nueva Gobernadora de cara a un 2016 con varios frentes en el horizonte

 

Las palabras de la mandataria provincial Alicia Kirchner -en su discurso posterior a la jura- ya parecieron trazar algunos objetivos a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo. El déficit estructural, la Caja de Previsión Social, la dependencia de la nación, recuperar la confianza de la gente, parece que serán algunos de ellos.

A cinco días de haber asumido la gobernación de Santa Cruz y a escasos 15 de terminar el año, se puede conjeturar –por sus propias aseveraciones- cuáles serán los principales desafíos de Alicia Kirchner para el próximo año. El déficit previsional, la dependencia de la nación para el pago de sueldos del sector público, la relación con los gremios en vísperas de la discusión salarial, la relación con el Gobierno nacional y la generación de confianza en el ciudadano, serían algunos de ellos.
El déficit estructural- Santa Cruz tiene una dependencia del sector público que es estructural. La llegada del interconectado y ahora el inicio de las represas hidroeléctricas del río Santa Cruz, sumado a la megausina de Río Turbio, podría ser el puntapié para ir cambiando esa perspectiva. Sin embargo, no es algo que vaya a ocurrir de un día para otro. Seguramente pasarán varios años más hasta que la provincia pueda cambiar su matriz productiva. Mientras se va gestando ese momento, quienes gobiernen en esa transición seguirán teniendo duros desafíos para hacer de Santa Cruz una provincia sustentable. “No puede ser que los ingresos del presupuesto provincial sean menores a lo que se gasta en sueldos”, dijo Alicia Kirchner en su primer discurso tras la jura y añadió: “Debemos entender que este camino de ampliación permanente de empleados públicos en áreas no gravitantes nos lleva al fracaso, y este no es el rumbo”. Evidentemente el diagnóstico parece acertado y parece que se va camino a intentar un cambio en ese sentido.
El déficit previsional- No muchos saben que por cada jubilado de Santa Cruz debería haber alrededor de 8 activos para poder pagarle el sueldo sin inconvenientes. Sin embargo, hoy esa cifra está en una relación de 4 a 1. Las circunstancias eliminan la posibilidad de sumar más empleados a los que ya hay para equilibrar esa relación, por lo que deberá buscársele la forma de hacer la Caja de Previsión Social un organismos sustentable, sin que esto implique transferirla a la nación. De hecho, la propia Gobernadora lo reiteró en su asunción que la CPS no se transferirá. “Hoy nuestra Caja está en rojo y exige de todos nosotros el carácter para mantenernos”, dijo Alicia Kirchner cinco días atrás y aseguró: “No todo va a ser fácil, tendremos dificultades, pero progresivamente van a ser vencidas si hay madurez en todos los sectores”. Ya anteriormente se pensó en un sistema solidario, en el que –por ejemplo- los pasivos sigan aportando una vez que ingresen al sistema. La necesidad de darle una respuesta a este tema, no debiera demorar demasiado para resolver cuál es la mejor opción.
La dependencia para el pago de los sueldos- “Vamos a necesitar apoyo del Estado nacional (para sanear las cuentas)” dijo la mandataria y agregó: “Esperamos que el ingeniero (Mauricio) Macri nos siga asistiendo todos los meses como lo hicieron en su momento Néstor y Cristina (Kirchner)”. Desde hace meses es bien sabido que el Gobierno nacional aporta alrededor de 300 millones de pesos cada 30 días para sostener el pago en tiempo y forma de la masa de empleados públicos santacruceños. Ese dinero se ha convertido en la mayor deuda de Santa Cruz, deuda que viene siendo refinanciada a muy largo plazo, pero deuda al fin. La mandataria provincial reiteró este mismo pedido en el almuerzo del sábado pasado en la Quinta Presidencial de Olivos, invitada como el resto de los mandatarios provinciales por el presidente Mauricio Macri. Pero en su discurso, Alicia K dio a entender que esta solicitud será por unos meses, hasta que la provincia pueda equilibrar sus cuentas. Sin dudas, este será uno de los más importantes desafíos para el 2016.
La relación con los gremios- Otro tema que seguramente será importante, aunque más coyuntural, será la manera en la que el Gobierno provincial y los gremios que representan a los empleados públicos se relacionarán de acá en adelante, particularmente los primeros meses del año cuando se discuta la pauta salarial. Establecido el mecanismo de paritarias, la instancia de negociación colectiva está asegurada. El resto dependerá de la buena voluntad de las partes. A pesar de la creación del Convenio Colectivo Marco, de la propia paritaria y de otras instancias de negociación, los conflictos y las tensiones siguieron existiendo, por lo que seguramente será tema a atender por la nueva administración.
La relación con la nación- Después de más de una década -a excepción de los años 2012 al 2014- la provincia de Santa Cruz encontró un aliado permanente en la Casa Rosada. Pero incluso, hasta hablar de aliado pareciera un término que distancia, los dos mandatarios nacionales que gobernaron el país desde el 2003 hasta el 2015 (Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner), conocían no sólo cada rincón de la provincia sino que además cada una de sus problemáticas. Así era más fácil obtener ayuda o encarar proyectos como en su momento fueron el interconectado, la megausina, las más recientes represas o incluso la devolución del beneficio de las zonas francas, por sólo poner algunos ejemplos. Ahora, con otro Presidente pero que además es de otro signo político, obviamente la situación cambió, por lo que se vivirá una relación distinta, algo a la que los santacruceños ya nos habíamos olvidado.
Recobrar la confianza de la gente- Un tema que no es menor para nadie, y en esto no hay distinción entre el Gobierno provincial y algunos municipios como el de Río Gallegos, es el de recuperar la confianza de la gente, que a partir de decisiones y políticas en algunos casos erradas o de falta de respuestas acordes a las problemáticas que surgían. Alicia Kirchner pareció hablar en ese sentido en su discurso inaugural: “Se necesita un camino y un cambio cultural y moral que va mas allá de un cambio instrumental; tenemos que darnos cuenta que valemos y servimos y que podemos hacer las transformaciones”. “Cambio con transformaciones, tenemos que ganar el futuro de Santa Cruz venciendo la inercia de quienes se obstinan con recetas del ayer”.

 

Fuente: TiempoSur.-

Ver también

Periodistas de toda la provincia se reúnen en El Calafate

Más de medio centenar de periodistas de toda la provincia se reúnen en El Calafate …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *