Crisis de los tambos: los super se defienden y dicen que no ganan plata con la leche

La Asociación de Supermercados Unidos (ASU) afirmó que es un “mito” que las cadenas sean formadoras del precio de la leche, al tiempo que aclaró que el valor de este producto tiene un “margen negativo” para el sector, y que sirve como incentivo para que concurran consumidores a los locales y compren otros productos.
“Comparar los $4 aproximados que percibe el tambero frente a los $16,60 con IVA del precio del sachet de leche fluída de primera marca en una góndola, sin tener en cuenta el complejo proceso que va desde el tambo al consumidor, es reducir el problema. En el camino de la vaca a la góndola intervienen otros actores, entre ellos el Estado, por la vía de impuestos, contribuciones y tasas”, indicó la ASU, que nuclea a las principales cadenas del país, en un informe para dar a conocer datos relacionados con la composición del precio de la leche en el sector.
En ese marco, detalló que la cadena láctea se compone de una pluralidad de tamberos, unas pocas procesadoras lácteas y un gran número de puntos de venta finales.
Asimismo, la industria láctea, además de la compra de la leche cruda, incluye otros costos como fletes, mano de obra, envases, logística, venta y reposición; aportes y contribuciones e impuestos y tasas, entre otros, añadió.
“En el caso particular de los supermercados, el sachet de leche tiene un costo de compra que representa el 74% del precio final. Si consideramos que el costo operativo promedio de un supermercado no es menor a un 29,5% (salarios netos, 12%; otros costos operativos, 9,5%; impuestos, tasas y contribuciones, 4,9%; aportes y contribuciones, 3,1%) del ticket final, nos encontramos que, en esos productos, se trabaja con un margen negativo que, tratándose de un producto de gran demanda, actúa como incentivo para que los clientes concurran a las tiendas donde se ofrecen otros productos con margen positivo”, aclaró.
Añadió que frente a este panorama “existen ciertos mitos que establecen que las cadenas de supermercados son las principales formadoras de precio en este y otros sectores de la economía. Lo primero que se cuestiona es la diferencia de precio entre el productor y la venta en supermercados. Según datos del mes de junio, fueron de 4,04 veces ($4,10 vs. $16,55)”.
“Sin embargo, esta diferencia no produce mayor rentabilidad para las cadenas ya que existen factores estructurales y coyunturales, entre los que se destacan los costos de transporte y el Costo Laboral Unitario Global de Manufacturas (CLU). Según datos del Ranking de Competitividad de Costos realizado por la consultora Abeceb, el costo por producto del país es de los más altos del mundo, lo que hace menos competitiva a la industria”, indicó el informe.
Finalmente, la ASU sostuvo que “la pérdida de participación del sector primario (tamberos) es una problemática que afecta a diferentes países, de los cuales la Argentina no es una excepción”.

En tanto el vicepresidente de la Asociación de Lecheros, Juan Manuel Otero, planteó ayer que el Estado debe “regular” la actividad lechera ante la crisis del sector y confirmó que se prepara para el 7 de setiembre una protesta similar a la realizada en Plaza de Mayo por los productores frutícolas, para regalar sachets de leche.

Ver también

Periodistas de toda la provincia se reúnen en El Calafate

Más de medio centenar de periodistas de toda la provincia se reúnen en El Calafate …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *