Condenan a tres policías por la muerte de un joven en una comisaría de Las Heras

Caleta Olivia.- La Cámara en lo Criminal de la Segunda Circunscripción Judicial de Santa Cruz condenó hoy a prisión perpetua a un agente de policía como autor penalmente responsable del delito de tortura seguida de muerte contra el joven Jonathan Gorosito ocurrida en julio de 2011 en la Comisaría Primera de la ciudad de Las Heras.

El sentenciado es el agente de policía Ismael Salas de 32 años, quien también se le dictó la inhabilitación absoluta perpetua para la función policial.

En tanto que el cabo de policía Carlos Humberto Velázquez de 30 años, deberá afrontar la pena de 16 años de prisión de cumplimiento efectivo e inhabilitación absoluta perpetua, al ser considerado como autor penalmente responsable del delito de tortura.

También fueron condenados el oficial de policía Ricardo Ángel Alvarado de 28 años recibió una pena de 7 años de prisión de cumplimiento efectivo e inhabilitación absoluta mientras dure la pena, como autor penalmente responsable del delito de “omisión funcional”.

Luego de la lectura de la sentencia, también se ordenó revocar las excarcelaciones a Salas y Velázquez quienes quedaron inmediatamente detenidos y trasladados a la Alcaidía de Pico Truncado por la División de Infantería. Sin embargo, se mantuvo en libertad a Alvarado, con una serie de condiciones: prohibición de salir del país, presentarse tres veces a la semana en el Juzgado de Pico Truncado entre otras obligaciones.

El 21 de julio de 2011, Gorosito, un joven de 23 años oriundo de Entre Ríos, se encontraba en la vía pública de Las Heras, cuando fue detenido por encontrarse en “actitud sospechosa”.

Horas después fue brutalmente golpeado hasta su muerte en una celda de la Comisaría Primera, aunque uno de los condenados dijo que lo encontró ahorcado.

El tribunal que fijo el fallo, estuvo conformado por Juan Pablo Olivera, Cristina de Los Ángeles Lembeye y Jorge Omar Alonso.

La defensa de los tres habían solicitado la absolución y los acusados se habían declarado inocentes. Los defensores apelaran la sentencia.

En los alegatos, el fiscal Carlos Rearte, sostuvo que de acuerdo a las pruebas y testimonios que se recabaron durante las audiencias, quedó probado que Salas y Velázquez torturaron Gorosito con golpes de puño, patadas y cachetadas.

También consideró que Alvarado fue el encargado de coordinar el alojamiento y presenció las torturas, no disponiendo las medidas necesarias.

“Los hechos no fueron como dice la defensa; el suicidio no ha sido tal, sino que existieron acciones y elementos de prueba que indican lo contrario. Además, hay muchas contradicciones y reticencias en los testimonios de los hermanos Jonathan y Walter Rivero, como así también de los policías que presentaron ante nosotros un discurso uniforme por los hechos sucedidos”, indicó.

“Ha quedado desvirtuada la hipótesis de suicidio porque no existen suficientes elementos para probar eso y hay muchos otros que corroboran lo contrario. Uno de ellos fue la autopsia realizada por el médico César Covarrubias, quien dijo que no existían lesiones que sugieran muerte por ahorcamiento”, señaló.

Por otra parte, el fiscal consideró que existió “alteración de la escena del crimen, seguramente realizada por los imputados y convalidada por otras personas para ocultar y encubrir la acción de los tres policías”.

Por ello había solicitado que a Salas y Velázquez se les dicte la pena de prisión perpetua en tanto que a Alvarado se lo condene a 7 años e inhabilitación para portar armas de todo tipo por “omisión funcional”. (ANA Foto / La Vanguardia del Sur)

Ver también

No pudo realizarse la XVI Sesión Ordinaria en el H.C.D. para la Jura del Intendente Mirvois

Con la presencia del Presidente del Honorable Concejo Deliberante de El Chalten, Concejal Andrés Zella …