Arqueólogos ingresan a la última cámara de la tumba de Tutankamón 16-02-1923 D.C.

Un día como hoy, en el año 1923, el arqueólogo inglés Howard Carter entraba en la cámara funeraria del antiguo faraón egipcio Tutankamón.

Muchos arqueólogos habían viajado a Egipto durante el siglo XIX con el objetivo de descubrir las tumbas de los grandes faraones, las cuales contenían, además de sus cuerpos cuidadosamente preservados, valiosos tesoros. Varias de las tumbas encontradas habían sido saqueadas y despojadas de sus riquezas hacía mucho tiempo.

El arqueólogo Howard Carter viajó a Egipto convencido de que había al menos una tumba que no había sido encontrada: la del desconocido faraón Tutankamón, quien vivió alrededor del año 1400 a.C. y murió cuando todavía era un adolescente. Su búsqueda fue financiada por el adinerado británico Lord Carnarvon. A principios de 1922, al ver que los años pasaban sin ningún hallazgo, Carnarvon quiso suspender la investigación, pero el arqueólogo lo convenció de extenderla un año más. A fines de 1922, el equipo de Carter encontró una antigua puerta sellada, que correspondía a la tan buscada tumba de Tutankamón. Ingresaron a la cámara interior el 26 de noviembre, y se sorprendieron al encontrarla prácticamente intacta después de más de 3000 años. El 16 de febrero abrieron la última cámara. Allí encontraron, además de diversos tesoros como joyas y estatuas, un ataúd de oro macizo que contenía el cuerpo momificado del faraón.

Ver también

Periodistas de toda la provincia se reúnen en El Calafate

Más de medio centenar de periodistas de toda la provincia se reúnen en El Calafate …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *