Hazaña extrema en el Sur: suben y bajan del Fitz Roy en sólo 21 horas

Lo lograron 2 montañistas de EE.UU. Es una de las montañas más duras del planeta. Se escala, como mínimo, en tres días.

21.08 horas. Es la increíble fracción de tiempo que necesitaron dos norteamericanos para romper un récord mundial de ascenso y descenso en el monte Fitz Roy en Santa Cruz, considerado uno de los grandes desafíos del alpinismo internacional. 21.08 horas para ir desde el pueblo de El Chaltén, subir a toda marcha hasta los 3.405 metros de altura del pico y regresar al mismo punto. Parece imposible pero Colin Haley (31) y Andy Wyatt (39), dos montañistas de reconocida trayectoria, lo consiguieron. Hoy, el tiempo “normal” para un ascenso a buen ritmo es de tres días pero hubo una época en que este tipo de travesías llevaba un mes.
Haley y Wyatt partieron desde el Puente Eléctrico, a 14 km de El Chaltén. Concretaron la hazaña por una vía conocida como Supercanaleta. Cada uno de ellos llevó una mochila liviana de 8 kilos cargando 60 metros de soga, gel hidratante, barras de cereal, botas de escalada con crampones para andar en hielo y poco más. “Hace años que veníamos hablando con el escalador argentino Rolo (Garibotti) de hacer algo así en el Fitz Roy. Soy de Seattle (Washington) y allí jugamos a subir montañas a gran velocidad. En un día, ida y vuelta. Quisimos hacerlo aquí también”, explica a Clarín Haley. “Hace 10 años escalé por primera vez el Fitz Roy y este es mi décimo ascenso.

La primera vez sentía, no realmente miedo pero si aprensión. Hoy me siento mucho mejor. Aunque lo que más me costó fue correr con la mochila. Yo no soy mucho de correr pero sí lo es mi compañero así que lo tuve que seguir. Sobre todo fue una oportunidad para hacer ejercicio y disfrutar de la naturaleza”, agrega quitándole importancia a la hazaña.
El Fitz Roy tiene básicamente 3.000 metros de desnivel de los cuales 1.600 son muy difíciles de sobrellevar. La montaña posee una serie de características que la hacen tan peligrosa como arisca. La “piel” es pura laja vertical y resbaladiza. A esto se le suman fuertes vientos y un clima cambiante. Con esta nueva aventura, Haley, además, rompió el récord mundial de ascensos al Fitz Roy. Los dos anteriores récords de velocidad de “auto a auto”, como se denomina a escaladas de este tipo, databan del 2009, hecha por un equipo argentino en 36 horas, y 2014, cuando unos italianos clavaron el reloj en 31,30. Es decir, que Haley y Wyatt, redujeron en 10 horas el anterior récord.

“Estoy viendo el monte desde mi ventana y me pongo a pensar que hace 30 años ir al Fitz Roy era una expedición de un mes. Ahora dos escaladores lo hicieron en 21 horas. Eso te da una idea de cómo ha ido cambiando el mundo”, explica a Clarín Rolando Garibotti, un destacado montañista argentino que vive entre El Chaltén e Italia, y que fue uno de los gestores de la idea. Haley y Wyatt reúnen 35 años de experiencia conquistando cimas. “Para lograr algo así se necesita más resistencia que fuerza y sobre todo experiencia para moverse de forma eficiente en este tipo de terreno. El alpinismo no es algo que se entrena en bloque, como si entrenaras un músculo.

Hay tantas variables en una ascensión así, la nieve, la roca, el viento, las tormentas, que tenés que ser un generalista pero que en la sumatoria da un profesional especial”, reflexiona Garibotti. El Fizt Roy, de 3.405 metros, fue escalado por primera vez en febrero de 1952 por una expedición francesa integrada por Lionel Terray y Guido Magnone.

Fuente: Clarin.-

Ver también

Corte total del tránsito por 36 horas sobre el puente de Piedra Buena por tareas de mantenimiento

El Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, comunica que, a partir del próximo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *