ESPIRITU SAMARITANO Y RESPONSABILIDAD

Las últimas tres semanas han sido brutales en el Macizo de El Chaltén. Tres escaladores murieron mientras intentaban escalar el Cerro Fitz Roy, hubo dos accidentes de mucha gravedad, y un sin fin de situaciones límite.

Siguen algunas consideraciones.

La seriedad de estas montañas y su clima requieren elegir objetivos que correspondan cómodamente a nuestro nivel de habilidad y a las condiciones. No basta estar preparado para afrontar las dificultades si todo va bien, hay que tener margen de sobra para afrontar las posibles eventualidades.

Es muy importante que las cordadas tengan medio de comunicación, sea un teléfono satelital, o radio VHF. Dos de las cordadas implicadas no tenían y esto dificultó los respectivos intentos de rescate. Es probable que una de las muertes podría haber sido evitada.

Es indispensable aprender a leer con precisión la previsión meteorológica. El “viernes negro” (18/1) en el cual tres personas murieron de hipotermia en el Cerro Fitz Roy, no era un día para estar en esa montaña.

Si bien hubo la suerte que hubiese dos helicópteros disponibles para dos de los rescates, usualmente este no es el caso. Usualmente los rescates se hacen de a pie y llevan días. Sin los helicópteros, dos de los accidentados, ambos graves, hubiesen tardado dos y cuatro días más en llegar al hospital.

Los rescates exponen a muchas personas y en algunos casos tienen consecuencias trágicas. Ese fue el caso del sobre-accidente de Jesús Gutiérrez durante el reciente intento de rescate en el Fitz, o la muerte Pablo Argiz, un piloto de helicóptero que falleció en 2014 mientras intentaba rescatar a un escalador.

La Comisión de Auxilio Centro Andino El Chalten lleva veinte años haciendo un trabajo loable, habiendo hecho rescates de hasta de los lugares más recónditos. Sus responsables han logrado crear un espíritu samaritano que no deja de sorprender, voluntarios que dejan sus quehaceres, se arriesgan y van a darlo todo por el prójimo. Pero esta en nosotros en no abusar de esa buena voluntad. Como escriben Eneko y Iker Pou Hermanos Pou en un posteo reciente, a la hora de elegir objetivos tenemos que pensar en “toda esa gente que sin conocernos arriesgaran sus vidas para tratar de salvar las nuestras.” Antes de atarnos los cordones de las botas tenemos que apelar a nuestra solidaridad, “eligiendo un objetivo acorde con las condiciones de la montaña, el parte meteorológico y nuestras posibilidades reales.”

Hasta el día de hoy hemos tenido libertad completa de practicar nuestra actividad en la zona, pero la libertad esta asociada a responsabilidad. Esta en nosotros el preservarla.

Foto Alex Buisse Photography

Fuente: Patagonia Vertical.

Ver también

Ruta 41 al Lago del Desierto intransitable

Debido a las intensas lluvias del fin de semana y a la condiciones de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *