Denunció que por filmar a policías en un procedimiento terminó preso

Un residente de Comandante Luis Piedra Buena fue aprehendido tras su negativa de entregar su teléfono celular a efectivos policiales, según relató, luego que éstos lo vieran filmar un procedimiento en el que estarían golpeando a un grupo de mujeres. El hecho tuvo lugar el domingo a la madrugada en la mencionada localidad, cuando un hombre junto a su hija, su hermana y su sobrina salían del local “Júpiter” y fueron chocados por otro rodado que era conducido por un muchacho.

Otro relato, el de la esposa del damnificado, dio cuenta que un vecino que conducía por allí y vio el accidente se acercó hasta su marido y se ofreció ir a buscarla. Es así que ella va al lugar del accidente junto a su cuñado para constatar cómo estaba su pequeña y sus familiares. En ese momento su cuñado le pidió a los policías que se acercaron al lugar del accidente que le practiquen el test de alcoholemia al sujeto que provocó el choque, pero los efectivos se habrían negado.

Ahí fue cuando la situación se tornó agresiva -dijo- y se habría desatado un cruce de palabras entre su familiar y la policía. Tanto la esposa del sujeto como su hermana habrían tratado de intervenir para que el altercado no pase a mayores, pero ambas habrían resultado golpeadas por parte de los policías que encabezaron el procedimiento: “Sólo se les pidió que le practiquen el test de alcoholemia al conductor del otro coche y que personal médico verifique el estado de salud de los menores. Pero vino un policía y empezó a agredir, y decir que no nos metamos porque ellos iban a hacer su trabajo”, indicó la mujer.

Intentando reducir a su cuñado, un policía lo habría golpeado y otro habría hecho lo mismo con la hermana de su esposo, quedando ella desvanecida, expuso la mujer. Esta situación habría quedado en la mera denuncia de la esposa del conductor del rodado sino fuera que un conductor que ocasionalmente pasó por allí le llamó la atención la gran cantidad de policías que había en el lugar y se detuvo. “Nino”, como se lo conoce, se bajó de su coche y sacó su teléfono celular para grabar lo que sucedía, y justo habría captado el momento en que los policías les habrían pegado a las mujeres. Mientras filmaba se le acercó otro efectivo -manifestó- quien le pidió que apague el celular y agresivamente le habría dicho que deje de filmar, según relató.

Bajó el celular, pero continuó grabando y captó cuando sucedería la agresión hacia las mujeres de nuevo. En esos momentos los policías lo habrían visto filmando, por lo que lo habrían agarrado y tirado al suelo. “Nunca obstaculicé el procedimiento” expuso, añadiendo que se metió el teléfono en el bolsillo y cuando lo habrían arrojado al suelo se lo habrían quitado: “Fue un robo”. Tras esto fue detenido y llevado a la comisaría sin razón alguna. Cuando lo soltaron se acerca a la Seccional Segunda –él fue demorado en la Primera- para solicitar la devolución de su aparato, pero no se lo dieron. Al otro día el celular apareció alrededor de las 16:00 destruido y sin la tarjeta de memoria. No obstante, un video se recuperó: “Como esa anoche vi que me estaban siguiendo alcancé a guardar un video en la memoria interna. Esas imágenes las presenté en la Justicia cuando hice la denuncia penal por este caso”. (T.Sur)

Ver también

No pudo realizarse la XVI Sesión Ordinaria en el H.C.D. para la Jura del Intendente Mirvois

Con la presencia del Presidente del Honorable Concejo Deliberante de El Chalten, Concejal Andrés Zella …